martes, 6 de abril de 2010

CONTRA EL ISLAM: CROISSANT




El croissant debe su origen a un intento frustrado del imperio otomano de conquistar el ultimo bastión de la cristiandad de la zona: la ciudad de Viena.

En 1683, tras un largo asedio, los musulmanes cansados de estrellarse contra las murallas de la ciudad, decidieron cavar túneles que los llevaran al interior de la fortaleza. Para no ser descubiertos trabajaban de noche. No contaban con el peculiar horario de los panaderos vieneses, que escucharon las obras y evitaron la toma de la ciudad al dar la alarma. El invasor fue rechazado en lo que fue el inicio del final musulmán en el imperio Astrohúngaro. Leopoldo I, en agradecimiento permitió a los panaderos de la ciudad portar espada y crear oficialmente dos pastelillos para conmemorar la victoria. Uno de estos pastelillos fue el "Halbmond" (media luna)que simboliza la media luna del estandarte otomano y permitía a los vieneses, de forma muy fina y educada, cachondearse de los turcos al hincarle el diente-literalmente- a su bandera y todo lo que representa.

Ya los franceses, muy suyos, le tradujeron el nombre (lune croissant- luna creciente), y, claro, le añadieron mantequilla.


Me acuerdo de esta anécdota histórica porque viene a ser de cierta utilidad después de tanto tiempo.

En nuestra maravillosa e idílica alianza de civilizaciones cada vez convivimos de forma más íntima con los hijos de mahoma el pederasta. Nos vemos sujetos a exigencias impertinentes y absurdas. Se nos afean de mala manera comportamientos tradicionales en España, como comer jamón, o dejar que nuestras mujeres deambulen impúdicas mostrando la cara y en ocasiones los tobillos. Todo esto sin propinarles un par de galletas por sus indecentes exibiciones.

Se pide que aceptemos sin chistar prácticas degradantes y esclavizantes para las mujeres. Que miremos a otro lado cuando estos cazurros subnormales pactan la toma de esposas de 6 y 7 años. Que "devolvamos "iglesias y catedrales. Que modifiquemos el menú de escuelas y lugares de trabajo para no ofenderlos, aún en los comedores de caridad!! Que añadamos días festivos que se acomoden a sus creencias. Que permitamos a los trabajadores musulmanes tomarse las horas necesarias de su jornada laboral para sus oraciones, y que además dispongamos de un lugar para que lo puedan hacer cómodamente!!

Y resulta que no podemos decir nada, porque al menor comentario nos convertimos en unos racistas xenófobos, retrógrados, fachas y no se que más. Hombre! si todo fueran los insultos... pero es que resulta que si te pueden empapelar por meterle un par de hostias a un moro!!

Bueno, no quejas, no hostias... y como me desahogo?

Ahí es donde, 300 años después, entra el croissant.

El único recurso que nos queda es ponernos delante de una mezquita a masticar un croissant con singular frenesí y mirada asesina... malo será que alguien nos denuncie por masticar en forma ofensiva, no?

De cuando en cuando ve uno vídeos como este:


Y entonces lo de masticar el croissant deja de resultar terapéutico.

Aconsejo, en estas ocasiones, como medida de choque, llevarse un par de croissants al baño para la higiene post-defecatoria. Recomiendo enfáticamente para este fin el croissant francés (blandito, esponjoso y con mantequilla), conviene alejarse de las versiones hojaldradas, que revertirían el efecto terapéutico, dándoles a los de la media luna una aplastante victoria psicológica (agravada además si padece uno de hemorroides rebeldes)

8 comentarios:

si, bwana dijo...

Desconocía este interesante orígen del croissant y espero que les pase lo mismo a nuestros representantes en las reuniones de la "alianza". A ver si los sirven en el desayuno con sus colegas del islam.
El video explica perfectamente el concepto que tienen esos tíos de los derechos humanos. Debería proyectarse en nuestras escuelas, antes de que sea tarde.

gladiador dijo...

Efectivamente Bwana, si se le pudiera dar a este tipo de material mayor cobertura mediática, estoy seguro de que cambiarian bastante cosas. Por desgracia nuestro gobierno impide la difusión de este tipo de videos por su posible incitación a "actitudes racistas y xenófobas". Bendito sea el internet, por lo menos a algunos ya no nos pillarán de sorpresa

Maribeluca dijo...

ooooléeee...yo no sé si croissant o chorizo, pero me están entrando unas ganas...casi cojo un tambor y marcho sobre Córdoba contra el sarraceno...Santiago y cierra España! saludos

Maribeluca dijo...

hola bwana, también nos encontramos por aquí...

gladiador dijo...

Je, je, Maribeluca, si se anima a organizar la marcha a Córdoba, me apunto. Saludos!!

Fuego negro dijo...

Pues a mí el razonamiento del entrevistado me parece de una solidez aplastante. Es más, me parece que en occidente deberíamos aplicar este razonamiento desde mañana mismo.

Dos y dos son cinco y tú mañana a enseñar la religión verdadera al otro lado del Mediterráneo.

MENTAL dijo...

Cuanto mal siguen haciendo las religiones en el mundo.
Este tio igual hasta se cree lo que dice en el video y todo.
Es increible.

rosa de los santos dijo...

Creo que fuera de España , toman , lo de ser caballeros ,ser "buen crisitiano " lo confunden por tonto. Efectivamente , deben ser la autoridades quienes pongan , a los imigrantes en su sitio, recordandeles que son ellos quienes estan fuera de su patria y no nosotros en la suya, y que si no les gustan nuestras costumbres , que se vayan a su patria , donde no oiran nada que les ofenda en sus creencias. ( con fuerza y desición ) saludos - Rosa
http://labrujafeliz.blogspot.com/